Ciudad de México: 17-Dec-2018 | 6:08 AM

MORENA.- López Obrador convoca a los mexicanos a participar en la elaboración de la Constitución Moral para una nueva República

Lo que siempre nos ha salvado es la riqueza de valores de nuestro pueblo.
2018 será visto como punto de ruptura con el pasado: Jesús Ramírez.
Necesario, cambiar los valores que han legitimado el modelo neoliberal.
No es un intento de normar la vida privada, vivimos en un Estado laico y de libertades: Verónica Velasco.

Dejar atrás la corrupción y la impunidad implica también recuperar los valores contenidos en las tradiciones y culturas del pueblo mexicano, por lo que la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país no sólo velará por el bienestar económico de los habitantes, sino que alentará la construcción conjunta de un nuevo pacto social que armonice la convivencia desde los valores comunes.

Tal es la esencia de lo expresado este día por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, durante la presentación de la convocatoria para elaborar la Constitución Moral tomando como punto de partida lo que nos distingue como mexicanos:

“Hay una gran riqueza de valores en nuestro pueblo. Lo que nos ha salvado siempre ha sido nuestra cultura -o nuestras culturas- frente a epidemias, inundaciones, terremotos, corrupción, malos gobiernos; siempre es la cultura de nuestro pueblo la que nos ha sacado adelante, es lo que nos salva. Y resulta que no exaltamos esos valores; que, al contrario, se han hecho a un lado, pero como es tanta la fortaleza cultural de nuestro pueblo, siguen manteniéndose, y gracias a esos valores es que podemos salir adelante”, fundamentó el próximo presidente.

A unos días de tomar protesta como jefe del Ejecutivo federal, López Obrador habló de distintas frases acuñadas desde la cultura de la corrupción y la impunidad que tanto dañaron al país:

“Quien llega a un cargo y no se aprovechaba era un tonto. Todo eso tiene que quedar atrás, el cambio tiene que significar poner por delante la honestidad, que va más allá de la honradez. No sólo es no robar, es, además de no robar, ser consecuente, es decir, actuar con principios, con ideales.”

Propuesta de nombre será sometida a consulta

Agregó que el nombre del nuevo documento, que se nutrirá con las colaboraciones de todos los mexicanos que deseen participar, también será acuñado de manera conjunta: “La propuesta del nombre también se va a someter a consulta para no imponer nada. Queremos que, de acuerdo con la convocatoria, en las mesas, el debate, en el Congreso, se decida sobre cómo vamos a llamar a este documento. Yo insistí en lo de Constitución Moral para provocar, para promover el debate porque esto se ha dejado de lado durante mucho tiempo”.

El próximo presidente dijo que el nuevo régimen no velará únicamente por el bienestar material de los habitantes: “Sentía que nuestro proyecto estaba cojo, nada más fincado en un pie, en el bienestar material, el buscar que haya crecimiento económico, que haya empleo, que haya acceso a la educación, a la salud, pero faltaba esto que es fundamental, fortalecer los valores para poder llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país.”

2018 será visto como punto de ruptura con el pasado: JRC

Durante su intervención, Jesús Ramírez Cuevas, próximo coordinador general de Comunicación Social del gobierno federal e integrante del comité organizador del proyecto, explicó que la idea de una Constitución Moral se basa en un documento histórico elaborado por el gran pensador mexicano Alfonso Reyes denominado Cartilla Moral, que es “un conjunto de principios de convivencia cívica, a partir de respetos a la persona, a la familia, a la sociedad, a la patria, a la naturaleza y a la humanidad”.

El contexto que marca la necesidad de un documento actualizado es que “en las últimas tres décadas nuestro país se vio sumergido en un proceso de decadencia acelerada con un sistema político corrupto y un modelo económico neoliberal”.

No obstante, dijo Ramírez Cuevas, “las comunidades indígenas aún conservan prácticas sociales basadas en valores como la solidaridad y la reciprocidad, la ayuda mutua y la democracia comunitaria”, por lo que “la regeneración ética de la sociedad implica emprender la tarea de cambiar los valores que han legitimado el modelo neoliberal, que dividen a la sociedad entre ganadores -los pocos- y los perdedores -el resto-.”

De acuerdo con Ramírez Cuevas, el nuevo documento establecerá “nuevas bases de convivencia nacional; un código que, al tiempo que fortalezca la unidad entre los mexicanos, reconozca las diferencias y la pluralidad de identidades; que al tiempo que fomente la solidaridad, garantice el derecho a disentir”.

¿Qué NO es la Constitución Moral?

Verónica Velasco Aranda, también integrante del comité organizador, detalló que la convocatoria es a debatir en un diálogo abierto y respondió a quienes critican esta iniciativa:

“Es importante decir qué NO es la Constitución Moral. No es una constitución jurídica, no es un intento por normar la vida privada. No es un pretexto para construir un modelo autoritario de gobierno. No se va a obligar nada, ni a imponer nada a nadie. No se pretende que alguna institución se vuelva garante de la moral. No es un catequismo. No son mandamientos ciudadanos. Vivimos en un Estado laico, democrático, soberano, que debe garantizar la protección jurídica y la libertad de las personas a elegir y decidir sobre sus propias conductas y creencias.”

Además de Jesús Ramírez y Verónica Velasco, acompañaron al presidente electo Enrique Galván Ochoa y José Agustín Ortiz Pinchetti, también integrantes del comité organizador.

CONVOCATORIA

Constitución Moral para una nueva República

La corrupción, la pobreza y la violencia han erosionado el tejido social de México. Por lo tanto, transformar la vida pública requiere de un cambio en las condiciones materiales del pueblo y también de una transformación ética y espiritual.

Como primer paso para esta regeneración, EL PRÓXIMO GOBIERNO DE MÉXICO CONVOCA a todas y todos los ciudadanos a participar en la elaboración de la Constitución Moral, una guía de valores que se convertirá en un pacto colectivo para comenzar una nueva etapa, adoptar nuevas prácticas, rescatar valores entrañables de nuestro pueblo y estimular mejores patrones de conducta.

Podrán participar todas y todos los ciudadanos en forma individual o colectiva, bajo las siguientes:

BASES

  1. Las aportaciones deberán ser presentadas por escrito, en no más de 4 cuartillas, formato Word, letra Arial 12, interlineado 1.5 y enviadas al correo electrónico constitucionmoral2018@gmail.com Los trabajos deberán contener: nombre completo, teléfonos y/o correo electrónico y dirección. Si se trata de alguna agrupación, además de estos datos deberán señalar el nombre de un representante común.
  2. El plazo para presentarlas correrá del día del 3 de diciembre de 2018 al día 30 de abril de 2019.
  3. Las aportaciones deberán referirse, no limitativamente, a la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, accesible en el portal constituciónmoral.mx
  4. Respeto a nuestra persona.
  5. Respeto a la familia.
  6. Respeto a la sociedad.
  7. Respeto a la patria.
  8. Respeto a la especie humana.
  9. Respeto a la naturaleza.
  10. También podrán presentarse nuevos “respetos” para ampliar el catálogo ético.
  11. Según avance el ejercicio, se organizarán foros en diversas ciudades de la república sobre temas torales de la Constitución Moral.
  12. El ejercicio culminará con una convención el 31 de julio de 2019 en la que se aprobará el texto final.

La Constitución Moral no pretende imponer conductas o creencias religiosas a nadie, sino ofrecer lineamientos de convivencia consensados por los participantes. No se tratará de un estatuto jurídico ni será obligatoria. Será un documento que recoja e inspire lo mejor del pensamiento y de la diversidad cultural de las mexicanas y los mexicanos.