Ciudad de México: 15-Jun-2019 | 7:29 PM

SCT.- La AEM impulsará agenda para apoyar productividad agrícola con satélites

El Director General de la Agencia Espacial Mexicana dijo que se hará uso de esta tecnología para llegar a una “agricultura de precisión” 

A través de una cooperación interinstitucional, se enfrentarán retos que hoy presenta el campo 

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) impulsará una agenda de cooperación interinstitucional para apoyar la productividad agrícola del país con el uso de la tecnología satelital, denominada “agricultura de precisión”, afirmó el Director General del organismo.

Explicó que la tecnología espacial apoya para planear y enfrentar retos en la producción agrícola, como la disminución de tierras causada por el crecimiento poblacional; ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos, debido al cambio climático; detección de enfermedades en los cultivos; declives que afectan la productividad de las tierras, entre otros.

El trabajo se hace posible mediante la observación, medición y actuación a través de diferentes tecnologías, como los sistemas de navegación por satélite, imágenes satelitales, sensores in situ, tecnologías de la información y telecomunicaciones, e Internet de las Cosas, detalló el funcionario federal, aunado a la formación de capital humano que crece de manera exponencial en nuestro país.

Por su parte, el Coordinador General de Formación de Capital Humano en el Campo Espacial de la AEM explicó que la Agencia Espacial del Reino Unido (UKSA), por ejemplo, transforma los datos de campo en información relevante; mediante “apps” y tecnologías de aprendizaje automático; dicha información se envía al teléfono inteligente de cualquier productor.

Las herramientas de la UKSA, con la que la AEM tiene una amplia agenda de intercambio, recolectan la información que puede ser empleada por los agricultores para optimizar su toma de decisiones acerca de cuándo es más conveniente sembrar, dónde, cuánto, cuándo es necesario irrigar o fertilizar para el mejor rendimiento de los cultivos.

Si queremos atacar el hambre y la desnutrición, como se establece en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU, los pequeños agricultores -que producen el 80 por ciento de los alimentos-, deben tener acceso democrático a las apps y TICs, tecnologías modernas antes inaccesibles.